¡Cuánto daño nos ha hecho LinkedIn! — Querido diario

Navégale



Tengo varios días dándole vueltas a esto, me quedo pensando, vaya cantidad de mamadas sobre las que nos gusta decir mentiras, eh.

Hace poco más de un año que empecé a buscar trabajo acá en ciudad metrópoli me di cuenta mucha gente tiene LinkedIn; trabajaba en gobierno, ahí sólo necesitas conocer a alguien para conseguir jale, realmente de lo que sea, puedes ser ingeniero agrónomo y estar al frente de la dirección de infraestructura tecnológica; pero bueno no nos desviemos del tema.

La raza tiene LinkedIn y aunque creo que para la mayoría es simplemente tener presencia en otra “red social”, entonces supuse que estaban muy cabrones, va a estar cabrón, cuando la realidad es que no y no quiero menospreciar eh, pero en LinkedIn vi desde puestos más estándar como Managers, Directores, Vicepresidentes, hasta pinches mamadas como Social Media Junkie, Ninja Developer, Marketing Rockstar Segundo Dan y la chingada.

Y pues ahí muy modestamente aplicaba y nada, ni un cabrón me contactaba, ahí fue cuando pensé que iba a estar realmente cabrón y estaba metido en un pedote, pero bueno todo se dio y me vine para acá.

Hace unos meses emprendí la búsqueda de algo nuevo, cambiarle un poco al pedo del diseño y entonces empecé a buscar por el lado de las agencias digitales, creatividad, redes sociales y similares; para gracias a una entrevista en la que me fue realmente muy culero darme cuenta que lo que realmente me apasiona es el código; claro, la búsqueda incluyó LinkedIn y LinkedIn Premium para según tener más chances de ser visto y aparecer primero en los postulados de cada vacante; supuse que con eso “tendría suerte”.

Lo interesante de LinkedIn Premium es que puedes ver cuando un reclutador ve tu postulación o si le enviaste un InMail también cuando lo lee; debí de haber mandado cerca de 50 aplicaciones, de las cuales según el dashboard de Premium fueron vistas 4, también envié varios InMails, sólo leyeron uno.

Platicaba hace días de esto y llegué a la conclusión de que LinkedIn en México es un requisito más como red social; en la búsqueda me topé con vacantes tan ridículas para una “red social de profesionistas” como encargado de piso en alguna tienda departamental, y lo repito, no es por menospreciar pero realmente esa no es la intención de LinkedIn.

No digo que yo sea tan malo o que LinkedIn no funcione, tal vez simplemente no se usa como debería y sólo ha hecho que nos pongamos títulos mamones como Fullstack Developer, Social Media Specialist o Digital Nomad.

No sé.


Deja un comentario